Expertos vs Ciudadanos: 2º Debate #DecidePlazaEspaña. Movilidad, Medio Ambiente y Energía.

El pasado jueves 25 de Febrero se celebró, en el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, el segundo de los debates abiertos que tienen lugar como parte del proceso de participación desarrollado por el Ayuntamiento de Madrid #DecidePlazaEspaña.

2016-02-25 20.15.34Si el primero de estos debates tuvo lugar en el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM), espacio natural de encuentro de la arquitectura, el segundo se celebró en el lugar natural de encuentro de la ingeniería. Estos escenarios elegidos para debatir con las voces expertas en la materia, nos invitan a reflexionar sobre el papel que juegan los expertos y los ciudadanos, dentro del proceso participativo abierto desde el Ayuntamiento de Madrid.

Desde el punto de vista del diseño de las herramientas para la participación, podemos constatar hasta el momento los siguientes aspectos:

  • El lugar condiciona el público al que se convoca. La celebración de los dos debates celebrados hasta el momento ha tenido lugar en espacios naturales de encuentro de los clásicos expertos en urbanismo- el COAM y El Colegio de Ingenieros Caminos, Canales y Puertos. En consecuencia el público que ha acudido a estos debates ha sido mayoritariamente profesionales de la arquitectura y de la ingeniería. Podemos afirmar que los lugares escogidos invitan poco o  nada a que se celebre un debate con la ciudadanía y han resultado debates abiertos a un público mayoritariamente formado por profesionales del urbanismo.
  • En segundo lugar, he podido constatar como en ambas ocasiones, más que debates con el público, los encuentros han resultado ser extensas ponencias sobre lo que cada experto cree mejor para la reforma de la Plaza. Síntoma de ello es que en los dos debates celebrados hasta el momento,  las intervenciones de los ponentes invitados han durado más de una hora y media, mientras que el debate abierto ha durado menos de una hora.

El resultado, si miramos el dispositivo de participación en su conjunto, ha sido ofrecer a los colectivos expertos en urbanismo un espacio privilegiado para exponer sus discursos. Mientras que a los ciudadanos se les invita a cumplimentar un cuestionario de forma individual donde poder expresar sus deseos para la remodelación de la Plaza España. Esta configuración de las herramientas de participación tiene como resultado un empoderamiento del discurso experto frente al discurso ciudadano.

En este sentido, cabe mencionar la intervención de Miguel Álvarez miembro del colectivo Nación Rotonda y experto en ecomovilidad, quien apuntaba la necesidad de que los expertos en urbanismo bajen un escalón, disminuyan el rigor y la gravedad de sus discursos, y sean capaces de simplificar sus ideas para que estas puedan llegar al conjunto de la sociedad. En este mismo sentido creo que el diseño de los dispositivos de participación en el campo del urbanismo debe dirigirse a facilitar y empoderar el discurso de los ciudadanos. El principal objetivo de los espacios de debate debe ser transformar estos en dispositivos para que los expertos escuchen a la ciudadanía y sean capaces de realizar los deseos e ideas una ciudadanía informada y empoderada, buscando dotar a los ciudadanos del protagonismo suficiente para que su voz sea escuchada, por aquellos que se autoproclaman “autores” de la ciudad, iniciando de esta forma un camino, dentro del paradigma “Derecho a la Ciudad”, donde “todos” podamos convertirnos en “autores” de la ciudad que habitamos.

Al hilo de esta reflexión, es pertinente mencionar la contribución del Antropólogo Ariel Gravano quien sitúa como uno de los principales desafíos, de los procesos de participación ciudadana en la planificación urbano-ambiental, romper con la dicotomía entre autores y actores de la ciudad. En palabras de Gravano: “Un  desafío crucial es a quiénes se convoca para las distintas instancias de la elaboración, ya que lo establecido y dado es que lo  que  convoca  es  el  Estado  local.  Y  la  opción  estará  entre  los auto-arrogados  más  en  ser autores de  la  ciudad  –profesionales del diseño, de la construcción, grupos corporativos específicos– y en aquellos que se sitúan en ser más actores–organizaciones sociales, barriales, comunitarias–.” (Ariel Gravano en Desafíos participativos en la planificación urbano-ambiental: El aporte antropológico. Universitas Humanística Nº64 julio-diciembre de 2007 pp: 17-39. Bogotá – Colombia. ISSN 0120-4807)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*