Primer debate abierto: #DecidePlazaEspaña

El pasado jueves se celebró en el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM), el primero de los debates abiertos a la ciudadanía sobre la posible remodelación de Plaza España, con la participación de los concejales del área de Participación Ciudadana, Pablo Soto, y Urbanismo, José Manuel Calvo, acompañados de media docena de expertos que durante la primera parte del encuentro expresaron sus opiniones sobre lo que debía hacerse y no hacerse, en el caso de que la ciudadanía decidiera, a través de la encuesta lanzada por el área de participación, reformar la plaza.

image

Pablo Soto enfatizó que la consulta lanzada a la ciudadanía tenía carácter abierta y vinculante, experiencia que para la ciudad de Madrid resulta ser novedosa, y sobre la misma se adelantó, de boca del concejal José Manuel Calvo: “parece que la mayoría de los que han participado hasta ahora opinan que sí hay que intervenir”. Sin embargo son numerosas las opiniones expertas que disienten en este sentido, varias intervenciones destacaron la falta de información que acompaña la consulta, así como la necesidad de dotar de contexto a la reforma de la Plaza España, primero se debería decidir qué papel juega el centro de Madrid dentro del área metropolitana. En este sentido pareciera que desde el título del debate “Pasado, Presente y Futuro de Plaza España: ¿Por qué remodelarla?” se quisiera proponer su remodelación más que someterla a consulta.

Destacó la intervención del reconocido arquitecto José María Ezquiaga, quien propuso utilizar el espacio del COAM como un espacio de encuentro entre los expertos y la sociedad civil donde celebrar debates públicos entorno a las transformaciones que necesita la ciudad de Madrid. Algo que también revindicaron las asociaciones ciudadanas que han abandonado el proceso de participación ciudadana: “Más espacios de debate y diálogo entre las instituciones y las organizaciones de la sociedad civil”.

Pareciera que el desencuentro entre el área de urbanismo y organizaciones del calado de Ecologistas en Acción, Ciudadanía y Patrimonio o la Plataforma por el Derecho a la Ciudad, manifestado por la salida de dichas organizaciones del proceso de participación, encuentra en la demanda de espacios de diálogo y reflexión entre técnicos y ciudadanos, un punto común: instaurar espacios donde puedan tener lugar procesos de participación de carácter deliberativo, que alimenten y enriquezcan las consultas lanzadas a la ciudadanía. En este sentido toca ponerse a trabajar sobre las formas y los métodos que se pueden utilizar para generar estos espacios de encuentro.

Desde mi experiencia, sería muy recomendable que esas formas y métodos se dialoguen y se consensuen con las organizaciones de la sociedad civil que vienen informando a la ciudadanía de los procesos de transformación urbana en la Ciudad de Madrid, como son Ecologistas en Acción, Ciudadanía y Patrimonio o el Club de Debates Urbanos. Ya que de lo contrario se agravaría el actual desencuentro existente entre estas organizaciones y la institución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*